Más sangre regada en Guatemala. Hoy fue Facundo Cabral


Verguenza. Eso siento hoy.

Llevamos años con nuestra tierra bañada en sangre de inocentes. Desde la guerra interna las víctimas siempre han sido inocentes y ningún gobierno ni nosotros como sociedad hemos hecho algo por evitarlo.

Nos escondemos, huimos a otros países, vivimos con la angustia de no saber si regresaremos, la angustia de no saber si nuestros padres, nuestros hijos, nuestros familiares y nuestros amigos regresaran a su hogar.

Esos seres de poco cerebro y una cobardía inmensa que andan armados en nuestro país, nos tiene de rodillas. Cientos han muerto por un celular, choferes de autobuses urbanos han caido por no pagar el “impuesto” que los criminales exigen para que sigan trabajando. [seguir leyendo]