Mi boxer tiene epilepsia

togo

Lo que nunca pensé que pudiera pasarle a una mi mascota era eso. Mi boxer de 8 años, El Togo, tuvo su primer episodio de epilepsia el 22 de diciembre del año pasado. Fue terrible ver eso, francamente se siente impotencia no poder hacer nada más que procurar que no se golpeara.

Lo llevamos al veterinario en cuanto se recupero y quedó internado dos días. Todos sus exámenes estaban dentro de lo normal, salvo el recuento de glóbulos blancos debido a una pequeña infección urinaria.

Así que mi mejor regalo ese día fue que me devolvieran al boxer, una mascota increíble en muchos aspectos, noble, obediente, tremendamente cariñoso y juguetón. Pero por dentro, con una angustia tremenda también. El año pasado no fue lo mejor para mi, ni para el boxer. Una úlcera en el ojo izquierdo por un golpe que, seguramente, tuvo al estar retozando.

Gracias a AMA, lo atendieron en Vetinsa para que no perdiera la vista de ese ojo, pero después de la operación tuvieron que colocarle un collar isabelino, de esos que parecen pantallas de lámparas. No se… supongo que con todo lo que pasó el año pasado el estrés fue mucho.

negra

A mediados de año rescatamos una perrita de la calle que un imbécil tiró de un carro en Utatlán I, con un alambre de teléfono atado en el cuello. 15 días vagando y sufriendo mal trato de mucha “gente”.

Resulta increible que todavía existan este tipo de seres a los que dificilmente se les puede llamar seres humanos, tal vez basofia, escoria o algo peor, pero humanos, nada.

Un par de meses después, rescatamos tres perritos de dos meses de edad, que el dueño los tuvo amarrados durante una semana sin nadie que los atendiera.

Eran unos gritos terribles que los pobres animales daban día y noche.

Lola

Pues logramos dar dos en adopción, y nos quedamos con una perrita que se veía enferma. Resulta que por estar amarrada tanto tiempo, en su deseperación de soltarse, se dañó el cuello y corría riesgo de quedar paralítica o algún otro daño considerable. Así que nos quedamos con ella.

Creo que su epilepsia se desarrolló o se manifestó como producto de todo el estrés que vivió el año pasado. Estuve leyendo sobre esta enfermedad y hasta en ese momento entendí que su forma de actuar era lo que los veterinarios llaman “aura”. Se me pegaba, vuelta que daba yo la daba él, incluso dos o tres veces se quedó dormido en la alfombra a la par de mi cama. Me veía y levantaba su pata como pidiendo caricias.

Bueno, al final le mandaron Fenobarbital, 2 miligramos por kilogramo de peso, lo que resulta en dos pastillas de 100 mg. diarias. La enfermedad no es mortal ni degenerativa según me dijo el médico veterinario, pero resulta muy angustiante para un novato en cosas de esa enfermedad, tenerlo sedado y con la tensión de un nuevo episodio de convulsiones.

Aún tengo muchas dudas que tengo que plantearle al veterinario. El fenobarbital le provoca tomar mucha agua y comer bastante y según leí, les aumenta de peso. A quienes no tengan esa experiencia, no se las deseo. Pero si les aconsejo observar cualquier cambio de actitud de sus mascotas.

El “aura” los hace actuar extraños, en mi caso jamás fue violento con alguien de la familia, pero si con la perrita de la calle. Lo que es más extraño, es que esta se alejaba del boxer el día que tuvo el primer ataque epiléptico

Espero que aprendamos a vivir con su enfermedad, tanto él como nosotros. Estamos procurando darle la mejor calidad de vida que podemos, no solo por que somos responsables de él, sino que lo más importante, ha sido una mascota maravillosa. Sé que no se va a curar, pero en verdad espero que sus ataques sean más espaciados y menos violentos. En fin, son cosas que la vida nos va poniendo enfrente, tal vez pruebas dirán algunos, pero como sea, nuestro perro y nosotros estamos juntos en esto.

3 opiniones en “Mi boxer tiene epilepsia”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. mi perra hace unos dias empezo con dificultades que segun un veterinario era de vertebras cervicales, realice radiografias y no habia nada, la lleve a otro veterinario aun espero resultados. Aparentemente son crisis epilepticas, cae al piso, pierde la conciencia, queda estatica luego de unos segundos se recupera. Estoy angustiada porque se demoran mucho, recien le hicieron analisis, actualmente no camina, mueve los cuatro miembros pero permanece acostada. Quisiera saber si es realmente lo que pienso epilepsia, porque donde vivono hay mucha tecnologia para mascotas, los estudios que realizan son precarios, no se que hacer, no me agrada verla asi, sufriendo. si alguien sabe algo por favor.

  3. Hola Maria, comprendo su angustia al ver a su perra en ese estado. Le cuento que mi boxer al final no tenía epilepsia. Ninguno de los 4 veterinarios que lo vieron tuvieron la ocurrencia de tomarle una radiografía. Al final un catedrático de mi hijo llegó a verlo y después de un exámen muy a conciencia, ordenó radiografías.

    Resulta que tiene espondilosis o picos de loro en las vertebras, seguramente algo similar tendrá su perra. Según nos dijo, el no creía que fuera epilepsia porque en los episodios epilépticos los perros mueven las extremidades como si estuvieran corriendo. En el caso de nuestro boxer, las patas las ponía rígidas.

    En la columna existen muchos nervios que son presionados por la enfermedad y les provoca mucho dolor, por eso es que no pueden caminar. El tratamiento es con antinflamatorios no esteroides y muchas veces no es una enfermedad tan grave como se puede suponer.

    Le dejo este enlace para que vea de que se trata: espondilosis canina, pero siempre es necesario que sea un veterinario quien evalúe y haga los exámenes correspondientes.

    Nuestro perro a mejorado mucho con Dexametazona, según el veterinario hay que esperar a que cierren esos crecimientos anormales y probablemente al cerrar, el dolor desaparecerá (eso esperamos).

    Suerte con su mascota, es importante darle todo el apoyo y ayuda posible porque esos dolores son terribles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 12 =