Lo natural nos supera por mucho

La biomímesis trata de imitar las soluciones dadas por la naturaleza.

En su explicación más simple, la Biomímesis, es es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ya ha resuelto.

Con todos los avances que la ciencia y por ende, la tecnología han tenido a largo de varios años, la naturaleza sigue siendo, por mucho, muy superior a cualquier invento o técnica desarrollada por los seres humanos. Es de darse cuenta que lo natural nos supera por mucho.

Lo que la biomímesis procura, es estudiar a la naturaleza en sus diferentes procesos y técnicas (entendiéndolas como tecnologías), para tratar de imitarlas y reproducirlas a diferentes áreas de nuestra vida. Muy interesante concepto por cierto.

Entre algunos de los principios de esta ciencia, están tratar de mejorar la calidad de vida del ser humano, su compromiso con la ecología y ante todo, a imitar las soluciones dadas por la naturaleza.

En la página alt1040.com vi un artículo muy interesante a este respecto y entre algunas de las investigaciones que actualmente se están haciendo usando la Biomímesis están estos:

  • ¿Cómo se agarran los mejillones?. Eso están estudiando en el Sandia National Laboratories. El mejillón azul se agarra a las rocas mediante una sustancia adhesiva que consigue lo que nuestros pegamentos no pueden hacer, secarse y pegar bajo el agua.

  • Los constructores del tren bala Shinkansen se basaron en el pico del martín pescador para conseguir un diseño aerodinámico que terminó con el tremendo ruido producido por el tren al entrar con gran velocidad en los túneles.

  • Se están creando pinturas que repelen el agua y las manchas basándose en la flor de loto la cual cuenta con sistemas para “autolimpiar” sus hojas.

  • La metamorfosis está muy presente en la naturaleza, los investigadores empiezan a aplicar esa idea visible en peces o aves a inventos humanos. Ya hay aviones que cambian la forma de sus alas, como hacen los pájaros, dependiendo de la velocidad, viento, temperatura y otros factores para reducir la fricción con el aire.

  • Actualmente para almacenar vacunas se necesitan costosos sistemas de refrigeración. Pues bien, investigadores de Cambridge Biostability han conseguido desarrollar un sistema de almacenamiento a temperatura estable basado en el proceso natural que permite a la planta Anastatica o Rosa de Jericó permanecer desecada durante años sin perder la vida.

Con el paso de los años hemos visto como nosotros mismos, los seres humanos, vamos deteriorando y dañando nuestro planeta, con tecnologías dañinas al medio ambiente. Creo que ya era tiempo que surgiera una ciencia que estuviera comprometida no solo con la calidad de vida del ser humano, sino con la conservación de nuestra ecología y nuestro planeta.Todos estos ejemplos (son unos pocos, hay muchos otros) demuestran que el ser humano puede avanzar tecnológicamente sin tener que dañar el planeta, es cuestión de observar, estudiar y comprender los procesos naturales. Definitivamente me alegro que de un tiempo a esta parte la Biomímesis esté tomando cada vez más peso a nivel internacional.

Imagen: Interiores minimalistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 6 =