Confesiones

Exhibición de confesiones de la artista Candy ChangExhibición de confesiones de la artista Candy Chang

No creo que haya alguien que no lleve dentro de si algún secreto que, al menos, le moleste no poder confesar. No porque sea malo, tal vez porque son pensamientos, miedos o deseos muy íntimos que no se pueden decir a cualquiera.

¿Que pasaría si hubiera alguna forma de hacer confesiones muy íntimas pero anónimamente?

Bueno, la artista Candy Chang hizo algo que demuestra como el arte puede liberarnos mentalmente y ayudar a encontrar un poco de paz en momentos oscuros. Las Vegas es llamada “la ciudad del pecado” y la frase más popular es: “lo que pase en las Vegas, se queda en las Vegas”, esto para demostrar que es una ciudad abierta a casi cualquier tipo de conducta.

Una confesión anónima.
Una confesión anónima.

Secretos en las Vegas, deben haber muchos. Y eso le sirvió a Chang para crear un muro de confesiones anónimas. El arte de Chang es interactivo, la gente tiene que participar para darle vida a sus obras, algo que ha hecho anteriormente. En una ocasión, lanzó una campaña de arte en Nueva Orleans donde la gente podía responder en una pizarra “Antes de morir quisiera _____”.

Además de ser arte, las confesiones sirven como catarsis para quienes las hacen. Pero más importante creo yo, ayudan a quienes las ven a comprender que hay muchos miedos, temores y cosas que son comunes a mucha gente. No estamos solos en nuestros pensamientos conflictivos. Quien tenga una confesión simplemente tomaba una pequeña tabla y un marcador para hacerla. El trabajo fue inspirado por algo similar en Japón, Confianza en el poder de Dios.

Cada día, la artista elegía algunas de las confesiones y las plasmaba en grandes lonas. Además, el lugar estaba inundado con música contemplativa original de Oliver Blank.

Morir solo es algo que aterra a muchos
Morir solo es algo que aterra a muchos

Al final de la exhibición, más de 1,500 confesiones fueron hechas, algo que para Chang representó la creación de un santuario para la catarsis de deseos, ansiedades, miedos, confusión y asombro. Lo que queda claro es que además de ser un ejercicio de liberación para nuestras confesiones, quienes llegan a la exposición lo hacen con cierta dosis de vouyerismo, ese deseo de enterarse de los secretos de otros…

No se, una confesión como alguna de estas tal vez sea similar a la tuya… ayuda saber que no estamos solos.

  • “Tengo dudas con respecto a la persona con quien planeo pasar el resto de mi vida”
  • “Me arrepiento de haber abandonado mi religión para casarme contigo”
  • “Siempre trato mal a quienes más se preocupan más por mi”
  • “Soy adicto a engañar”
  • “Me aterra morir en soledad”

Imágenes:
CandyChang.com
The Atlantic

Una respuesta a “Confesiones”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =