Las mujeres son seres defectuosos

La afirmación que las son seres defectuosos, no la hago yo, fue inspiración de . Al filósofo griego, uno de los padres fundadores de la , se le han ignorado deliberadamente muchos de sus conceptos discriminatorios contra la mujer.

En Neatorama se publico un artículo donde se le llama misógino. Creer que las mujeres eran unas monstruosidades y que no eran más que infértiles por su incapacidad de producir semen, era algo que él veía como un defecto. Estos son solo algunos conceptos que Aristóteles creía ciertos.

Pero si sólo los hombres eran creados por los dioses mismos y los únicos en tener , las mujeres eran hombres castigados y condenados a renacer como mujeres por haber sido cobardes o vivir una vida “incorrecta”.

No hay que culparlo por esos conceptos, hay que recordar que en esa época, la sociedad griega era una sociedad machista. Y tampoco hay que catalogarlo de misógino porque ni todos sus conceptos de las mujeres eran “odiosos”, ni sus acciones eran de desprecio. Como era la costumbre, se casó a los 37 años con una mujer de 18 de la cual quedó viudo tempranamente.

A pesar de casarse por segunda vez, pidió ser enterrado junto a su primera esposa.

En la sociedad griega, la mujer estaba relegada al hogar y las tareas inherentes de la casa, a ser pasiva y no activa. Si la influencia de Aristóteles en nuestra sociedad occidental es incuestionable, también debe aceptarse que tiene influencia en el concepto tan descabellado del de la mayoría de sociedades.

Alguien se encargo de dejar a un lado y a obscuras esos conceptos y tomó solo lo que convenía en su momento. Para nadie es un secreto las relaciones homosexuales que algunos escritores y filósofos griegos mantenían, tal el caso de Heródoto y el mismo Platón (discípulo de Aristóteles), pero no sabemos si estuvieron influenciados por esa misma creencia de que la mujer es un ser muy inferior al hombre como macho.


Quien o quienes hayan sido los culpables de ocultar ciertos aspectos de la conducta, filosofía y creencias de estos escritores, pecaron al ocultar también que para esos mismos padres de nuestra filosofía occidental, la no se concebía como una orientación sexual y mucho menos, como un identificador social.

La sociedad griega no distinguía entre el deseo sexual y el comportamiento sexual según el género de los participantes, sino el papel que cada uno desempeñaba en la relación sexual, es decir, quién penetraba y quien era penetrado.

Ese mismo papel representado en el acto sexual, era igual al papel desempeñado socialmente: el que penetraba (activo) se asociaba a la masculinidad, a un estatus social alto y adulto, mientras que quien era penetrado, se asociaba con lo femenino y por lo tanto, a un estatus social más bajo y a la juventud.

Comprendiendo esa peculiar forma de ver las sexuales, vemos que no importa el género de los participantes, bien pueden ser hombres y mujeres o solo hombres.

Bien o mal, era lo que en su momento la sociedad griega aceptaba como normal y bueno. No creo que sea correcto llamarlo misógino porque no odiaba a las mujeres, como tampoco creo que haya sido correcto adoptar una creencia tan errónea como lo es catalogar a la mujer como un ser inferior porque está probado hasta la saciedad, que la mujer puede ser mejor que muchos hombres en muchos campos de la actividad humana.

Los humanos somos complicados y por alguna razón, nos gusta complicarnos más y complicársela a otros. Definitivamente, decir que las mujeres son seres defectuosos es una verdadera aberración.

Imagen: Wikipedia

Un pensamiento sobre “Las mujeres son seres defectuosos”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>