Se vende calavera de Beethoven

Calavera-Beethoven
Imágen de flickr.com

En gustos se rompen géneros, y en la cama… bueno, eso es otra historia. Extraño o bizarro, así como hay gente a la que le gusta coleccionar sellos postales, balones o discos, hay otros más macabros que les gustan los cráneos, una subcultura en donde mientras más famoso sea su ex portador, más valiosa es la calavera.

En el 2000 al museo de Francia le robaron el cráneo de Margaretha Zelle, más conocida como Mata Hari. Parece que el museo de Francia es parte de esta subcultura también, pero el misterio de quién lo robó es aún un enigma.

En el siglo XVIII y mediados XIX hubo mucho interés en la frenología, ciencia que estudiaba la relación entre el carácter de una persona con la morfología de su cráneo, y por esta extraña fascinación han habido muchas víctimas notables como Amadeus Mozart y Joseph Hyden.

Si a alguien le interesa, Paul Kaufmann, un hombre de negocios de California, puso a la venta la calavera de Beethoven que descubrió entre las pertenencias de su madre. Parece ser que un familiar estaba muy metido en la frenología y estuvo presente en la exhumación de los restos del músico en 1863 para su “estudio científico”. Esto parece ser confirmado por pruebas de ADN de los restos de cabello de Beethoven.

Si bien el señor Kaufmann prestó la calavera al Ira F. Brilliant Center for Beethoven Studies de la universidad estatal de San José para conocer más sobre la condición médica que le ocasionó la muerte al genial músico, hoy quiere la pequeña suma de US$100,000 para compartirla con el mundo (sí, ¡como no!).

Según nota del Huffington Post quienes estén interesados en comprarla pueden dirigirse al correo electrónico skullbet@yahoo.com.

Y a quienes les interese la calavera de Don Pedro de Alvarado, conquistador de Guatemala, tenemos las dos versiones, una de cuando era pequeño y otra justo de cuando lo atropelló un caballo y que días después le ocasionó la muerte el 4 de julio de 1541. Espero sus correos con sus ofertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =