Cuidado de los ojos

La importancia de la vista no se basa solamente en el placer de mirar, sino que el 80% de la información que recibimos del exterior nos llega a través de los ojos y por ello, el cerebro dedica un 40% de su actividad a la visión, es decir, casi la mitad de la actividad de todo el cerebro está centrada en este sentido.

Las revisiones con el oftalmólogo es algo imprescindible, sobretodo cuando estás notando que tus ojos comienzan a cansarse, que sufres dolores de cabeza o comienzas a tener la vista cansada. Y si necesitas gafas, qué mejor que los lentes progresivos. Para algunos, como en mi caso, ese tipo de lentes no me han servido, sin embargo para otras personas quizá puedan ser más útiles que los bifocales o llevar dos pares de lentes.

El término “vista cansada” (presbicia) no es más que la degeneración de los ojos y su síntoma es que nos cuesta más ver de cerca. Suele aparecer sobre los 40 – 45 años de edad, cuando nos damos cuenta que los objetos más cercanos a nosotros parecen desenfocados o borrosos, razón por la cual tenemos que alejarlos de nuestros ojos. Lo mismo ocurriría cuando queremos leer, necesitamos alejar nuestros brazos para distinguir las letras con nitidez.

La presbicia es un efecto natural de la evolución del ojo, y la solución más rápida y ecnómica es utilizar lentes progresivas o lentes bifocales o lentes de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + Diez =