No pasar hambre

no pasar hambre

Cuando hay mucho estrés, ansiedad o cuando se hace una dieta, puede suceder que te entren unos deseos irresistibles de comer alimentos con un alto contenido de calorías. Debemos entender que llevar una dieta no significa pasar hambre, existen alimentos que nos dejaran satisfechos, el problema es que empezamos a sentir una gran ansiedad por todo aquello que tenemos “prohibido”.

En lo personal, solo creo en las dietas por razones médicas, no en aquellas que se utilizan para mantener una figura raquítica tan de moda hoy en día y que ha llevado a muchas personas a padecer de bulimia o anorexia.

Pero también comprendo que la obesidad y el sobrepeso son problemas que deterioran nuestra salud, de allí que sea importante procurar hasta donde sea posible, tener una dieta balanceada.

Pero bueno, volviendo al tema de las dietas, estas no son sinónimo de no comer, se pueden llevar muy bien y no pasar hambre. Acá algunos tips recomendados por viviendosanos.com que pueden resultar útiles a quienes de pronto sienten esa ansiedad por devorar todo la comida posible.

Cómo no pasar hambre

  • Beber agua, ten a mano una botella de agua. El agua es vital para la salud, beber agua antes de las comidas puede ayudarte a sentir mayor sensación de saciedad.
  • Come alimentos ricos en fibra, la fibra junto con el agua logra que los alimentos se digieran mejor, previene el estreñimiento y además aumenta la sensación de saciedad. Todos los días frutas, verduras y una cucharada de salvado de avena en leche desnatada te pueden ayudar a ingerir más fibra.
  • Comer menos cantidad cinco veces al día. Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, comer menos cantidad más veces aumenta el metabolismo, tendrás menos hambre de esta forma que si solo comes tres veces al día aunque comas más cantidad cada vez.
  • No te saltes nunca el desayuno, y toma siempre algo de proteínas en el desayuno. El desayuno es la comida mas importante, ya que llevas muchas horas sin ingerir alimento. Tomar una cantidad adecuada de hidratos de carbono en forma de pan o cereales o zumo de frutas. No olvidarse de las proteínas, leche, queso, yogurt, jamón de york, huevo duro. Las proteínas proporcionan mayor sensación de saciedad.
  • Tomar bebidas de proteínas. Una forma rápida y fácil de tomar proteínas son los batidos de proteínas puedes tomarlos en el desayuno, o a media mañana o en la merienda (una cucharadita disuelta en leche desnatada o agua). Las proteínas tardan más en digerirse que los hidratos de carbono (pan, dulces etc), por eso tomar proteínas ayuda a no tener hambre.

Hay que tomar conciencia que comer demasiado es dañino para la salud, y lo contrario también es cierto. No comer para tener una figura “dictada por la moda” es igual de perjudicial.

Basado en un artículo de: viviendosanos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =