The Beatles – Abbey Road, el disco perfecto

Abbey Road, el disco perfecto?

Abbey Road fue el disco número 11 de los Beatles y tal vez el más famoso, el mejor y útlimo de los discos que grabaron. Muchos creen erróneamente que el último disco fue Let it Be (originalmente nombrado como Get Back), y que fuera lanzado en 1970, pero no fue así. Let it Be se grabó antes que Abbey Road aunque fue lanzado posteriormente.

Adicionalmente, este fue el disco que originó la leyenda urbana que Paul McCartney había muerto (en la fotografía de la portada se ve a Paul caminando a contrapié de todos los demás y descalzo). El productor fue George Martin y participaron en la grabación Tony Banks (Genesis) como operador de cinta y Alan Parsons (ex ingeniero de sonido de Pink Floyd y fundador de The Alan Parsons Project) como asistente de grabación.

Pero más allá de esos detalles, el disco muestra muchas genialidades aún y cuando el grupo prácticamente estaba disuelto por las constantes peleas entre sus miembros. Los Beatles quizá no hubieran sido lo que llegaron a ser, sin la ayuda y guía de George Martin, el genio detrás de las consolas y fue a él a quién le pidieron ayuda para este disco cuya meta era grabar “como grababan antes sus primeros discos“, seguramente porque se presagiaba que ya no iban a volver a estar unidos como antes, o porque John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr hacia mucho tiempo no lograban congeniar.

Al final, el amor que tomas es igual al amor que haces…

Uno de los detalles más geniales del disco, es que incluía una pieza de 16 minutos, algo que posteriormente otros grupos como Genesis, Pink Floyd y muchos más hicieron también. Al leer los nombres de los temas, parecieran haber 8 cuando en realidad al escuchar el disco uno se da cuenta que es una sola; originalmente en el disco ninguna estaba separada de la siguiente.

Por si fuera poco, George Harrison se mostró simplemente genial en este disco. Sus dos temas, Something y Here comes the sun se convirtieron en un emblema de los Beatles. Es una lástima que la pareja Lennon-McCartney opacara la genialidad de Harrison porque era él quien hacia los arreglos de la gran mayoría de éxitos que hoy son famosos.
Un dato curioso es que el último tema del lado B, Her Majesty, fue incluido por error en la edición final y es por ello que en los discos originales no se imprimió en la portada original del disco ni en la etiqueta del disco. La duda que quedará por siempre es si fue error o algo premeditado, porque el tema se escucha como una práctica o ensayo, algo que también, grupos posteriores han incluido en sus discos.

Los temas incluidos en este disco son:

Lado A
Come Together (Lennon)
Something (Harrison)
Maxwell’s Silver Hammer (McCartney)
Oh! Darling (McCartney)
Octopus’s Garden (Starkey)
I Want You (She’s So Heavy) (Lennon)

Lado B
Here Comes the Sun (Harrison)
Because (Lennon, McCartney y Harrison)
You Never Give Me Your Money (McCartney)
Sun King (Lennon)
Mean Mr. Mustard (Lennon)
Polythene Pam (Lennon)
She Came In Through the Bathroom Window (McCartney)
Golden Slumbers (McCartney)
Carry That Weight (McCartney, Lennon, Harrison, Starr)
The End (McCartney)
Her Majesty (McCartney)

Se supone que la razón de por que el lado B se construyó de esa manera, fue para unir una serie de piezas inconclusas de Lennon y de McCartney, pero me quedan mis dudas. Martin era un ingeniero excepcional y creo que en algún momento tuvo la brillante idea de unirlas para “crear” un tema único.

Basta recordar que fue gracias a Martin los efectos de “cintas al revés“, algo que probablemente decepcionará a quienes creen en mensajes ocultos en la música de los Beatles. La verdad es que él creía que algo faltaba, que el tema que estaba editando se escuchaba “vacío”. Decidió cortar un pedazo de la cinta y pegarlo al revés para usarlo en otro canal. Cuando le presentó el tema al grupo les encantó. Así era Martin, genial.

En definitiva, Abbey Road es un disco casi perfecto en mi opinión, muy bien construido y muy coherente. El lado B nos lleva poco a poco hasta dejarnos con un sentimiento de nostalgia muy profundo, algo que supongo fue a propósito sabiendo ellos que su final como grupo estaba muy cerca. Para aquellos que acepten el reto, deberían escuchar este disco completo procurando estar cien por ciento concentrados en como va evolucionando. Es verdaderamente impresionante.

Para quienes nos apasiona el rock, Abbey Road es una clara influencia sobre este género y sobre géneros como el rock progresivo, sinfónico y rock duro. No hay la menor duda que The Beatles marcaron a finales de 1969 lo que llegaría a ser el rock como género músical. Su influencia es incuestionable y su genialidad también. En el momento más crítico, a punto de separarse, viendo que el final de la carrera del grupo estaba terminada, rematan su trabajo con una obra maestra. Para mí no hay duda, Abbey Road, el disco perfecto de los Beatles.

http://youtu.be/-kjfeXv4Zmg

Una respuesta a “The Beatles – Abbey Road, el disco perfecto”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =