El polémico Sam Mazzola hallado muerto esposado a su cama


Mazzola era dueño de una “granja” de animales exóticos que utilizaba para ganar dinero. Una actividad que en lo personal me desagrada porque los animales no están para nuestro entretenimiento.

En agosto del año pasado, un oso propiedad de Sam Mazzola descuartizó a uno de los cuidadores, un chico de nombre Brent Kandra. El oso era uno de los varios que Sam Mazzola tenía para pelear con seres humanos al mejor estilo circo romano. Y por supuesto, al oso lo mataron aplicándole la eutanasia.

Mazzola ya había sido objeto de titulares durante años por crueldad con los animales salvajes que mantenía en cautiverio, en el 2009 el Departamento de Agricultura de Estados Unidos le impuso una multa de 13.950 dólares y le suspendió definitivamente su licencia federal para vender o exhibir animales exóticos. [seguir leyendo]