Las mujeres son seres defectuosos

La afirmación que las mujeres son seres defectuosos, no la hago yo, fue inspiración de Aristóteles. Al filósofo griego, uno de los padres fundadores de la filosofía occidental, se le han ignorado deliberadamente muchos de sus conceptos discriminatorios contra la mujer.

En Neatorama se publico un artículo donde se le llama misógino. Creer que las mujeres eran unas monstruosidades y que no eran más que hombres infértiles por su incapacidad de producir semen, era algo que él veía como un defecto. Estos son solo algunos conceptos que Aristóteles creía ciertos.

Pero si sólo los hombres eran creados por los dioses mismos y los únicos en tener alma, las mujeres eran hombres castigados y condenados a renacer como mujeres por haber sido cobardes o vivir una vida “incorrecta”. [seguir leyendo]