Enviarán el nombre y apellido de los conductores ebrios en Texas a Twitter

Fail-Whale-Ebria

Manejar borracho es un peligro para nosotros mismos, pero aún más para todos los inocentes que se cruzan en nuestro camino. Si, todos lo sabemos. Se han hecho muchas campañas para que la gentes dejen de conducir autos cuando están borrachos(as) pero pareciera que todo eso que vemos en las campañas publicitarias, jamás nos va a suceder a nosotros. Así de necios e irracionales somos los seres humanos.

A un conocido sus amigos tuvieron que “agarrarlo” entre todos porque al irse de una fiesta completamente intoxicado, se equivocó de puerta y quiso manejar desde el asiento del copiloto. Cuando todos se burlaron de su estupidez, se bajó del auto y empezó a maldecir la puerta porque está no cerraba. Cada vez la empujaba con más fuerza, vigor y enojo… pero nunca se dio cuenta que era su otra mano la que no dejaba cerrarla… ni que decir como le quedó esa mano después de recibir tantos portazos. [seguir leyendo]